Archivo para 5/01/10

el judío de ayer

Ya no soy joven. Estoy sentado en el balcón de mi piso en Viena –¡Viena, mi sueño dorado de siempre!–;estoy tomando un café con leche y pienso en las cosas de la vida. Alrededor de mi cabeza calva, a contraluz del sol poniente, fulge una corona de pelo que alguna vez –no sé si te acuerdas–, era de color cobrizo. Algún autor de inclinaciones líricas lo asemejaría a la aureola de un santo, pero ya que me tengo por un pecador que por pura casualidad ha sobrevivido al desastre de Sodoma Y Gomorra, me recuerda más bien a un anillo de Saturno. Porque, ¿qué será este anillo sino los restos de mundos antiguos, de asteroides y planetas, hechos añicos como antiguos objetos de barro?

El Pentateuco de Isaac, Angel Wagenstein, Libros del Asteroide