the book of Daniel

Tengo mis sentidos exacerbados. Rondo por la casa percibiendo las distintas luces del día. Bebo el aire. Saboreo la comida que como. Cada momento de mi vigilia se ha intensificado y sé exactamente qué ocurre. Una gigantesca máquina ocular, como el misterioso aparato negro en el planetario de Hayden con los dos extremos en forma de escafandra y los remaches negros y las patas de insecto, dirige lentamente su haz planetario hacia nosotros. Y eso es lo que trae el cielo oscuro y el tiempo frío. Y cuando llegue a nosotros, se dentendrá, como el reflector de un campo de concentración nazi. Y quedaremos inmovilizados, como la mujer lanzada por encima de la valla del patio del colegio, entre la sangre y la leche mezcladas y las botellas rotas. Y a nosotros la sangre nos dolerá como si hubiera en ella cristales. Y bajo el haz de luz hará calor y nuestra casa olerá y humeará y adquirirá un color marrón en los bordes y arderá succionada por un gran estallido de llamas.
Y eso es exactamente lo que ocurre.

E.L. Doctorow, El libro de Daniel. Miscelánea, 2009.

Anuncios

0 Responses to “the book of Daniel”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: