cuéntame un cuento

Cuando el turco leyó sobre el suicidio, dijo con voz pausada y enferma: “Me quería”. Se emborrachó y deambuló por las calles buscando pelea, pero, con su aspecto vicioso y profundamente desgraciado, chocar con desconocidos y escupir a sus pies no resultaba lo bastante provocativo para ganarse un puñetazo, un insulto, o un empujón. Terminó la noche en un campo de rastrojos rascando un roble con las uñas, meciéndose en sus raíces, machacando la hierba y maldiciendo el origen de las cosas hasta que Melanie se elevó tímida y suavemente del rocío. De entrada se negó a reconocer su presencia, pero luego no pudo soportar su mirada silenciosa y le gritó furioso en turco. Ella se acercó más. Él la tomó en sus brazos y rodaron por la hierba, hasta que se encontró gritando entre dientes, porque, por mucho que se colmara de ella, estaba muerta.

Leonard Michaels, Los cuentos. Editorial Lumen.

Anuncios

0 Responses to “cuéntame un cuento”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




julio 2010
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: